Ups! Parece que tienes Ad Block activo. Desactívalo ahora y disfruta la mejor experiencia de compra en Ripley.com

PERFUME ROCHAS L'HOMME EDT 100 ML

SKU: 2000380061590P
  • PERFUME ROCHAS L'HOMME EDT 100 ML
  • PERFUME ROCHAS L'HOMME EDT 100 ML
  • PERFUME ROCHAS L'HOMME EDT 100 ML
  • Internet$79.990
  • puntosRipleyCon tarjeta Ripleyacumulas
    acumulas640RipleyPuntos GO

PERFUME ROCHAS L'HOMME EDT 100 ML

L’HOMME ROCHAS
El perfume parisino del nuevo ‘French lover’.

Un HOMBRE ROCHAS…

Que nos hace volver la cabeza cuando pasa.
Atrae con su actitud desenfadada y su sonrisa seductora.
Fascinante por su encanto incandescente y su impresionante carisma.
Cautiva con su estilo parisino tan chic.
Sí es elegante pero sin arrogancia.
Evidentemente es varonil pero sin excesos.
Este hombre posee un refinamiento instintivo.
Es la auténtica encarnación del nuevo ‘French lover’ magnético increíblemente accesible y dotado de un carisma innegable. Juguetón y seductor es el encanto personificado.

¿Cómo resistirse a él?
Al que se sigue con los ojos cerrados.
Tiene una prestancia natural. Una actitud respetuosa y sin embargo audaz.
Un humor positivo y lúdico. Y el arte de reinterpretar los códigos con humor y elegancia para apropiárselos mejor.
En el amor también es creativo imaginativo y soñador.
Álter ego soñado de Mademoiselle Rochas la ama por ser como es: tan tierna audaz e imprevisible como él. La va guiando espontáneamente por las calles en una cita sorprendente durante la cual visitan lugares insólitos para así fascinarla más y hacerle (re)descubrir la Ciudad de la Luz su terreno de juego predilecto.

Al que se huele con delectación.
Su perfume se parece a él: romántico sensual e intrépido. Inmediatamente adorable y al poco tiempo inolvidable.

Este nuevo perfume moderno y atemporal a la vez fiel al legado del refinamiento según Rochas ha sido orquestado por Bruno Jovanovic (perfumista sénior de IFF). ‘Este perfume extrae su fuerza y su energía de la historia y las raíces de la Maison reivindicando una visión de la masculinidad audaz y respetuosa. Quise reinventar los códigos del chic parisino naturalmente desenfadado mediante un Helecho Oriental interpretado con un registro moderno. Su frescor jugoso y especiado teñido de notas aromáticas ultra masculinas es transmitido por una estela sensual y misteriosa. Encarna todas las facetas de la virilidad con un toque inesperado’.

Un Helecho Oriental reinventado un clásico de la perfumería masculina modernizado con audacia.

Una apertura fresca de hespéride.
En la salida el habitual limón verde es destronado por la naranja sanguina y la piña realzadas por el cardamomo una nota especiada oriental.

Un corazón viril carismático trascendido por una nota embriagadora. La hoja de albahaca y el geranio arquetipo del indestructible acorde del helecho están dinamizadas con originalidad por la baya de enebro evocando la euforia de un gin frappé.

Una estela sensual y enigmática.
El pachulí cálido vibrante y potente está sublimado por el musgo y la haba tonka tan delicada y sensual para imprimirse carnalmente sobre la piel hasta el fin de la noche.

Un frasco seductor de rotunda elegancia. Un objeto de vidrio macizo reconfortante tallado para ser sostenido con virilidad. Coloreado de un azul profundo se reviste con finas líneas evocando las cintas anchas que adornan el forro de todos los trajes Rochas. Coronado con un pesado tapón plateado adornado con una placa de metal que revela su nombre con elegancia grabado sutilmente en la base con el sello de la Maison es refinado en su totalidad. Se viste con un estuche de idéntico color realzado con la misma impresión milrayas y embellecido con una banda azul marino más intenso que le hace eco al conjunto de perfumes Rochas.

La campaña un juego de pistas amoroso por un París insólito.
El encanto incomparable de un dúo. El modelo Julien Remond va guiando a Noemie Schmidt imagen de Mademoiselle Rochas en un recorrido amoroso cómplice y singular por el corazón de París.
El programa de esta cita memorable incluye un paseo por los muelles del Sena una visita a un museo donde posan como modelos un viaje a las cocinas de un palacio y un vagabundeo noctámbulo hasta la salida del sol que admiran desde los tejados de cinc mientras la ciudad despierta.