Ups! Parece que tienes Ad Block activo. Desactívalo ahora y disfruta la mejor experiencia de compra en Ripley.com

TAZON LUNGO CON CUCHARA AMBAR

SKU: MPM00004208574
(Sin Calificaciones)
Tazon Lungo Cuchara Ambar
  • TAZON LUNGO CON CUCHARA AMBAR
  • TAZON LUNGO CON CUCHARA AMBAR
  • TAZON LUNGO CON CUCHARA AMBAR
En Promoción
  • Normal$5.990
  • Internet$4.190
  • Calcular cuotas
  • Descuento-30%
  • Acumulas42 RipleyPuntos GO
1
Venta y despacho porMALLORCA
Ver politicas de compra Mercado R
  • Despacho a DomicilioNo DisponibleDisponible
Descripción
VER MENOS
Tazon Lungo Con Cuchara Ambar, 100% Porcelana Incluye 1 Tazón 12 Cms. Ancho con Asa y 10 Cms. Alto Contenido 12 Onzas y 1 Cuchara de Ceramica de 10 Cms. Además lo Puedes Combinar con los otros 3 Tazones del Mismo Diseño en otros Colores.
Especificaciones
VER MÁS
MarcaMALLORCA
Alto (cm)10
Ancho (cm)10
Largo (cm)10
Peso (kg)0,55
Garantía3 Meses, No se Aceptaran devoluciones de productos que presente evidencia de haber sido maltratado
Comentarios
VER MÁS
calificaciones
0
Calificación general
¡Sin Calificaciones!
¡Se el primero en calificar!
Garantía Legal y Devoluciones
VER MENOS

GARANTÍA LEGAL Y DEL FABRICANTE

La Garantía legal establece la cobertura dentro de los 3 primeros meses de adquirido el producto ante fallas, defectos de fabricación, no tuviera las características o no corresponda a lo informado al momento de la compra. En Ripley.com puedes retractarte de tu compra en los 10 días contados desde su recepción. Ver más sobre derecho a retracto.

La Garantía del Fabricante hace referencia a un compromiso de cobertura adicional que podría superar la garantía legal de los 3 primeros meses. Posteriormente, el fabricante es quien será responsable de recepcionar y velar por la garantía dependiendo de las vigencia y las condiciones ofrecidas y establecidas en cada caso. Ver más sobre garantía legal.

Términos y condiciones
VER MÁS
Los consumidores podrán devolver un producto adquirido en Mercado Ripley dentro del plazo de 10 días contados desde su recepción, sin necesidad de invocar ninguna causa y siempre y cuando el producto no se haya deteriorado por un hecho imputable al consumidor.